Mejor prevenir que curar: instalá un detector de monóxido de carbono

Estás aquí: